Te regalo una tortuga

0
71

El juego que te presento tiene ya un montón de años. Se jugaba cuando los ordenadores tenían pantallas en blanco y negro. Pasábamos un montón de buenos ratos con ella. Ahora llega para ti.

Nuestra amiga es un poco torpe: para que se mueva debemos decirle cómo hacerlo. No te preocupes que la forma de comunicarte con ella es muy sencilla.

Vamos a visitarla.

Fíjate bien en los ejemplos que vamos a hacer en la PDI y, después, intenta tú crear los que aparecen en las imágenes. ¡Espero que te guste!

 Obtenidos de la página "El mirador de Evaristo". Muchas gracias por la sugerencia de trabajo