PequeCiencia

Desde el año 2009, el telescopio espacial Kepler tiene como misión observar una franja del cielo nocturno en el que enfoca unas 150.000 estreellas para analizar si existen en ellas planetas o cuerpos candidatos a serlo.

Kepler encontró en el sistema planetario Kepler-22, a 600 años luz, el primer planeta situado en la «zona habitable», área en la que creen que se puede encontrar agua líquida en la superficie, anunció ayer la NASA. A este nuevo planeta se le ha llamado KEPLER-22B.

Los científicos del Centro de Investigación Ames de la agencia espacial estadounidense anunciaron, además, que Kepler identificó 1.000 nuevos candidatos a planeta, diez de los cuales tienen un tamaño similar al de la Tierra y orbitan en la «zona habitable» de la estrella de su sistema solar.

Es más grande que la Tierra y todavía no se ha determinado si es rocoso, gaseoso o líquido, pero, según dijo la subdirectora del equipo científico del Centro Ames, Natalie Batalha, «estamos cada vez más cerca de encontrar un planeta parecido a la Tierra».

Para leer más: