Historias

 

Cuando lees en tu libro de Matemáticas cómo se suman fracciones, qué es la media o cómo se calcula el área de un triángulo; cuando en el de Conocimiento del Medio aprendemos el funcionamiento del aparato digestivo o cómo se clasifican las plantas, no creas que lo que estás aprendiendo ha surgido por casualidad.

Detrás de todo lo que estás viendo en el libro, en la pizarra y en el ordenador hay años y años de trabajo por parte de personas.

Y de estas personas trata este lugar. Genios que vieron donde nosotros no vemos. Gente que incluso arriesgó su vida por defender sus descubrimientos, gente a la que se le dio de lado porque sus contemporáneos creyeron peligrosos o locos.

 Estas personas no son sólo hombres, sino que las mujeres están siempre presentes en esta historia. Lo vas a ver.

 

 

1. ¿Dónde nació nuestro sistema de numeración decimal?

 

Se dice que su origen es hindú. Se desarrolló sobre todo entre los siglos III y IV después de Cristo. Se extendió por todo el Imperio Romano.

 Nuestro sistema de numeración se basa en el valor de posición de los números y en el valor que damos al cero:

  •  Por ejemplo, en el 2222 el primer 2 vale 2000 unidades, el segundo 2 vales 200 unidades, el tercer 2 vale 20 unidades y el último vale 2 unidades. Como podemos ver, depende de en qué lugar esté colocada una cifra para que tenga un valor u otro.
  • Por otro lado, ¿cómo diríamos que no hay decenas en un número concreto?, pues utilizando el cero en el lugar de las decenas: 305 no tiene decenas.

 Fueron los hindúes los que nos explicaron que el cero aparece al restar un número de sí mismo: 45 – 45 = 0. También nos enseñaron que un número multiplicado por cero nos da cero.

 Los árabes aprenden el sistema de numeración de los hindúes y lo traen a Occidente. En su libro de aritmética, el árabe Al-Jwarismi nos explica cómo utilizar las cifras hindúes y cómo resolver sumas, restas, multiplicaciones y divisiones.